LA LÓGICA CRIMINAL DE LAS GRANDES EMPRESAS

 

Enrique Dussel, pensador contemporáneo, fundador de la filosofía de la liberación, especializado en ética y política, revisa los conceptos de “valores” y “principios” hasta llegar a una conclusión elemental: Para la Ética existe un único principio. Y ese principio es la Vida. El cuidado y preservación de la Vida.

 

Esta perspectiva reconforta por simple. Por esencial. Porque señala la dirección y no tiene pérdida. Y porque integra lo ideal y lo material, al igualar el ideal con nuestra primera experiencia, el amor con que somos cuidados al nacer.

 

Pero el principio del que habla Dussel no rige en el submundo del capitalismo neoliberal, que ha aprisionado el planeta en su trama. Que pone precio a todo, mientras lo despoja todo de valor. Que mantiene la ganancia como único objetivo. Un objetivo que se convierte en referencia para todo, y por lo tanto se convierte a su vez en principio de todas las actuaciones.

 

De la ganancia como principio deriva la lógica criminal de la Gran Empresa, que se mantiene a base de opacidad, de espejismos, y de la negación de consecuencias.

 

Según Jean Ziegler, relator de la ONU, los de Goldman Sachs deberían estar en la cárcel. Porque compraron los excedentes de cereales y los retuvieron hasta triplicar precios provocando la muerte de 37 millones de personas. Repitiéndolo por si pasa inadvertido, mataron de hambre a 37 MILLONES DE PERSONAS. Actuaron según la lógica de la Empresa.

 

Es la misma lógica que mantiene humeando la Central de Endesa sobre la población de Mahón. Quemando 55 millones de litros de fueloil y la misma cantidad de gasoil cada año. Sobre escuelas, parques infantiles, sobre nuestros hogares. Sabiendo que están incrementando las enfermedades respiratorias, los abortos y nacimientos prematuros, la tasa de cáncer.

 

No se trata sólo de defender la pureza del aire que respiramos. Es que estamos en un sistema que nos supedita a la ganancia. Y hace falta ver muy claro lo inaceptable. La lógica criminal de la Empresa.